viernes, 12 de noviembre de 2010

Añadiéndole ceros a la verdad


Fotografía © lunaki/ www.flickr.com

El Ministerio de Educación del Perú ha declarado recientemente que el número de niños atendidos por la Educación Inicial ha crecido, entre el 2006 y 2009, en más de 6 puntos porcentuales. Este progreso se apreciaría tanto en las ciudades como en el campo y nos ubicaría, según se ha señalado, en los primeros lugares de América Latina. ¿Hay motivos para celebrar? Júzguelo usted mismo después de reflexionar sobre los datos que le voy a proporcionar. 

Existen en el Perú 1 millón 600 mil niños entre cero y dos años, una edad de indiscutible importancia que requiere la máxima atención de la sociedad y el Estado. No obstante, según el censo escolar efectuado el 2009 por el propio Ministerio de Educación, sólo 100,000 se encontraban registrados en una cuna o en algún otro servicio de educación inicial.

De otro lado, tenemos en el país 1 millón 650 mil niños de tres a cinco años, una edad de gran efervescencia del potencial humano. Según el último censo, poco más de la mitad de estos niños asiste a un centro de Educación Inicial (52.3%), pero 785,225 niños no asisten (47.7%). Esto es mucho más serio en las regiones más pobres del país, como Huánuco, Junín o Huancavelica, donde las dos terceras partes de estos niños es la que está excluida. 

Un reciente estudio de UNICEF ha revelado, además, que el 55% de niños de 3 a 5 años cuya lengua materna es el castellano, asisten a un centro de educación inicial. Siendo baja, esta cifra desciende hasta el 32% cuando se refiere a los 190,000 niños cuya lengua materna es el quechua, el aymara o alguna lengua amazónica. Quiere decir que 130 mil niños indígenas de estas edades (68%) no reciben educación. 

¿Ha habido progresos de todos modos en la cobertura de educación inicial? La atención a los niños de 3 a 5 años que viven en las áreas rurales era hasta el año pasado de 55,4%, varios puntos más alta que al iniciar la década. Pero ¿Sabe usted cuánto era hace dieciséis años? Según datos del propio Ministerio, los niños de zona rural atendidos por la educación inicial en 1994 representaban el 55%. Es decir, la atención educativa a la población infantil más pobre del país sube, baja, se estanca, avanza y retrocede porque es en la que menos invierte el Estado. A ellos sólo llegan programas no escolarizados, cuyo sostenimiento material recae íntegramente en los hombros de familias de muy escasos recursos y que, por lo mismo, son susceptibles de desaparecer con la misma facilidad con que aparecen. 

Lo que ha crecido considerablemente y de manera constante en los últimos 20 años es la educación inicial urbana. La matrícula ha subido de 67,4% a 74% sólo del 2002 al 2009. No obstante, con la escasa o ninguna prioridad presupuestal que ha tenido históricamente este nivel educativo, tal crecimiento se explica fundamentalmente por la inversión privada o por la apertura de más centros no escolarizados. 

Se ha anunciado también la inversión de 100 millones de soles en el contrato de más docentes de educación inicial. Pero se explica después que sólo la mitad se destinará a profesores de ese nivel educativo. Si sigue leyendo, se enterará que de esos 50 millones también saldrá el contrato a docentes de escuelas pertenecientes a asociaciones que tienen convenio con el Ministerio. Es decir ¿Cuánto se invertirá realmente en más profesores para educación inicial? ¿El 25%?

Otra pregunta: ¿Dónde trabajarán esos nuevos docentes? Se ha invertido 300 millones de soles en 21 Grandes Unidades Escolares de Lima ¿Alguien sabe cuánto se ha invertido en construir más jardines de la infancia? Bien haría el ministro en anunciar cuánto se invertirá en llegar al bicentenario con el 100% de los niños atendidos. 


Luis Guerrero Ortiz
Publicado en el Blog El río de Parménides
Difundido por la Coordinadora Nacional de Radio (CNR)
Lima, viernes 12 de noviembre de 2010

8 comentarios:

Kim dijo...

Escalofriante realidad, sobre todo cuando uno es consciente de la importancia que tiene la educación en esas edades para el desarrollo del potencial humano...
Mucho maquillaje y poca realidad en esos resultados, habria que sincerarnos y a partir de ello tomar medidas claras para mejorar la educación inicial a nivel nacional.

Teresa dijo...

Las cifras siempre son usadas al gusto del cliente, una vez más. Al igual que en los otros niveles educativos, la brecha urbano - rural, amenaza con instalarse tambien en la educación inicial. Terrible!! Mejorar la cobertura y condiciones de este nivel es indispensable para los años de escolaridad siguientes.

Luis Guerrero Ortiz dijo...

Esa es la pregunta que me hago cada vez que leo una declaración pública de alguna autoridad ministerial ¿Es tan difícil gobernar con la verdad? ¿Es que todo tiene que ser exageración y disimulo? ¿Tan grande es el desprecio por la inteligencia del ciudadano que no se le percibe con derecho a conocer la realidad de las cosas?

Jacqueline Terry dijo...

Eso mismo es lo que yo pienso. Por qué el Perú no conoce esta realidad? Porque la política siempre tiene que tener un doble discurso? Y por qué los medios se prestan a estos velos, a estas historias a medias? Cuándo llegará el día en que nuestro norte sea únicay exclusivamente el bien común?
La verdad. Es tan difícil el camino de la verdad. Hay que dejar tantas cosas para permanecer en el camino de la verdad que evidentemente no todos tienen los requisitos para andar por esta ruta. Es una lástima que justo sean los que dirigen el país.

Javier Bellina de los Heros dijo...

A los medios no les interesa en lo más mínimo desentrañar la verdad, solamente maquillarla, pues están en exactamente el mismo juego que las autoridades educativas y los grupos de poder: Hacernos creer que avanzamos, que el ingreso chorrea, que la riqueza se reparte. Quizá esta administración sea recordada por ser una de las que más ha practicado el arte de hacer la finta, y por el ejercicio continuado de la falacia. Y en educación, política de largo plazo, esto debería ser más imperdonable aún en una administración cuyos logros más sonados son una alfabetización inconclusa y una municipalización que levanta oposición unánime ...

Anónimo dijo...

Luis, seria interesante que propongas un plan, comentes sobre experiencias exitosas de otros paises de la region, de manera que tu articulo no se quede solo en la critica. Creo que asi (y solo asi) representaria un aporte para el desarrollo de la educacion inicial el pais.

Luis Guerrero Ortiz dijo...

Debo confesar que me resulta curioso que parezca poco constructivo el que muestre con cifras la falta de verdad de este anuncio oficial y que sea yo, que no soy funcionario público ni tengo capacidad de decisión en este campo ni he sido el que ha hecho anuncios falaces, el que deba examinar mejores opciones en la experiencia internacional ¿No sería más adecuado decirle esto mismo al Ministro, que es el responsable de la política educativa? Digamos, por ejemplo, algo como esto: «Sr. Ministro, seria interesante que proponga un mejor plan para expandir de verdad y hasta donde realmente se necesita la educación inicial en el Perú, examinando y aprendiendo de la experiencia de otros países que invierten más en educación que el Perú y con más sentido de equidad, de manera que sus anuncios públicos no se enreden en medias verdades y después se incomode con quienes los discuten, pues así y sólo así los esfuerzos honestos de sus funcionarios por conseguir más plazas docentes para la educación inicial podrán ser entendidos como reflejo de una genuina prioridad de su gestión". Espero de corazón que esta sugerencia sea realmente un aporte.

Anónimo dijo...

¿Qué tan concientes somos los peruanos de la importancia de la educación y la formación de nuestros hijos? ¿Qué tan concientes son los gobiernos de turno sobre el papel preponderante de la educación en el futuro de nuestra sociedad? Hasta cuándo vamos a permitir que se siga improvisando en el sector educación? Hasta cuándo vamos a permitir que nos traten de engañar con "los grandes logros" del gobierno de turno? Acaso no somos capaces de exigir por un derecho que nos asiste? Señores, entendamos de una vez por todas que en el sector educación se trabaja con seres humanos, se forman personas, no máquinas que se pueden desechar ante cualquier defecto o con las que se puedan "hacer experimentos" para ver si resulta o no, tal o cual propuesta. Son personas las que en un futuro no muy lejano se harán cargo de este país y que si no están debidamente preparadas seguiremos cometiendo los mismos errores y este círculo vicioso de mediocridad nunca tendrá fin.